La chardonnay es una variedad de uva de piel verde usada para hacer vino blanco. Es originaria de la región vitícola de Borgoña, en el este de Francia, pero ahora crece en todas partes donde se produce el vino, desde Inglaterra hasta Nueva Zelanda. Para regiones vitícolas nuevas y en desarrollo está vista como un "rito de paso" y como una fácil entrada en el mercado internacional del vino.

La uva chardonnay en sí misma es muy neutral, con muchos de los sabores comúnmente asociados con la uva y los que derivan del terreno y del roble. Es vinificada en estilos muy diferentes, desde la magra, a vinos de mineral quebradizo de Chablisy de Francia al Nuevo Mundo con roble y con notas de frutas tropicales. En climas fríos (como la región francesa de Chablis y la de Carneros del Área Vitícola Americana de California), la chardonnay tiende a tener un cuerpo de medio a ligero, una notable acidez y sabores a ciruela verde, manzana y pera. En localizaciones cálidas (como las Adelaide Hills, la península Mornington en Australia y las regiones de Gisborne y Marlborough en Nueva Zelanda) los sabores se convierten en más cítricos y a melón y melocotón mientras que en localizaciones muy cálidas (como la Costa Central del Área Vitícola Americana de California) aparecen más notas de higo y frutas tropicales como la banana y el mango. Vinos que han pasado por la fermentación manoláctica tienden a tener una acidez más baja y sabores a frutas con una sensación más mantecosa en la boca y notas de avellana.

La chardonnay es un componente importante de muchos vinos espumosos alrededor del mundo, incluyendo el champán. Un pico de popularidad a finales de los años 1980 dió lugar a una reacción acerca de este vino que hizo ver a la uva con un componente negativo por la globalización del vino. No obstante, sigue siendo uno de las variedades de uva más ampliamente plantadas, con unos 160.000 hectáreasalrededor del mundo, después sólo de la Airén entre las uvas de vino blancas y plantada en más regiones vitícolas que cualquier otra uva -incluyendo cabernet sauvignon.

Origen y etimología

La variedad chardonnay es originaria del viñedo de Borgoña, y más precisamente de los alrededores del pueblo de Chardonnay donde ya se menciona el cultivo de la vid en el siglo X. Si el nombre romano del pueblo era Cardonacum (un lugar donde crece cardos, chardon en francés), este evolucionó en chardonay y la cepa se conocía como chardenet, chaudenet o chardenay hasta que el Congreso de Ampelografía de Chalon-sur-Saône de 1896 fijó el nombre actual. Unos estudios científicos recientes han permitido establecer la genética del chardonnay como el resultado del cruce por polinización entre el pinot noir y el ya desparecido gouais blanc, unas cepas más antiguas que existían en Borgoña antes de la chardonnay.

Historia

Durante mucho tiempo se asumió una conexión entre la chardonnay y la pinot noir o pinot blanc. En añadidura, se ha encontrado en la misma región de Francia durante siglos y los ampelógrafos notaron que las hojas de cada planta tenían casi idéntica forma y estructura. Pierre Galet no estaba de acuerdo con esta afirmación, creyendo que la chardonnay no estaba relacionada con otra variedad de uva mayor. Los viticultores Maynard Amerine y Harold Olmo propusieron una descendencia de una vid vitis vinífera salvaje que estaba apartada un paso del moscatel blanco. El verdadero origen de la chardonnay fue más oscurecido por propietarios de viñedos del Líbano y Siria, que decían que el ancestro de la uva podría ser trazado desde Oriente Medio, desde donde fue introducido a Europa por los cruzados que regresaban, aunque hay poca evidencia externa que apoye esta teoría. Otra teoría estableció que es originaria de una antigua vid indígena que se encuentra en Chipre.

La investigación moderna de la huella de ADN en la Universidad de California sugiere ahora que la chardonnay es el resultado de un cruce entre las variedades pinot y gouais blanc (heunisch). Se cree que los romanos trajeron la gouais blanc de Croacia y que fue ampliamente cultivada por los campesinos en el este de Francia. La pinot de la aristocracia francesa crecía en gran proximidad a la gouais blanc, dando a ambas uvas amplia oportunidad para cruzarse. Desde dos padres genéticamente distantes, muchos de los cruces mostraron un vigor híbrido y fueron elegidos para una amplia propagación. Estos cruces exitosos incluyen la chardonnay y uvas hermanas como aligoté, aubin vert, auxerrois, bachet noir, beaunoir, franc noir de la-Haute-Saone, gamay blanc gloriod, gamair noir, melón, knipperlé, peurion, roublot, sacy y dameron.

Viticultura

La chardonnay tiene una gran reputación por su relativamente fácil cultivo y su habilidad para adaptarse a diferentes condiciones. La uva es maleable, y eso se refleja en la impresión de su terreno y de los hacedores del vino. Es un vino altamente vigoroso, con una extensa cobertura de hoja que puede inhibir la energía y nutrientes consumidos por su racimo de uvas. Los agrónomos contrarrestan esto con la poda extensiva y el manejo de la canopia. Cuando las vides de chardonnay son plantadas densamente, son forzadas a competir por los recursos y embuyen energía en su racimo de uvas. En algunas condiciones las vides pueden tener muy alto rendimiento, pero el vino producido de esas vides sufrirá una caída de calidad si el rendimiento va mucho más allá de las 4,5 toneladas por acre (80 hl/ha). Los productores del chardonnay premium limitan el rendimiento a menos de la mitad de esta cantidad, ya que los sabores concentrados no son tan importantes como la finura del vino.

El tiempo de cosecha es crucial para hacer el vino, con una uva perdiendo rápidamente acidez desde que madura. Algunos peligros de la viticultura incluyen el riesgo de daño por la helada de primavera, siendo el chardonnay un vino temprano, normalmente una semana después del pinot noir. Para combatir el riesgo de helada, un método desarrollado en Borgoña implica una agresiva poda justo antes de la brotación. Esto produce un chock a la vid y retrasa la brotación unas dos semanas, que es habitualmente lo suficiente como para que venga un tiempo más cálido.6 El millerandage y el coulure pueden también plantear problemas, junto con el oídio atacando la fina piel de las uvas. Por la temprana madurez de la chardonnay, puede prosperar en regiones vitícolas con una corta estación de crecimiento, en regiones como Borgoña, será cosechada antes de que lleguen lluvias de otoño que traen la amenaza de la podredumbre.

Mientras que la chardonnay se puede adaptar a casi todos los suelos de viñedos, los tres que parecen gustarle más son los de tiza, caliza y arcilla, que son abundantes a través de la tradicional tierra natal de la chardonnay. La Grand crus de Chablis se planta en laderas de kimeridgian marl, arcilla y tiza. Las regiones periféricas, cayendo bajo el más básico apelativo de Petit Chablis, son plantadas en arcilla portlandia que produce vinos con menos finura. Los lechos de tiza se encuentra a través de la región de Champaña, y la Côte d'Or tiene algunas áreas compuestas de arcilla y caliza. En Borgoña, la abundancia de arcilla a la que las vides de chardonnay están expuestas también parece tener algún efecto en el vino resultante. En la región de Meursault, el primer viñedo cru plantado en Meursault-Charmes tiene el suelo tiene en su capa superficial casi 2 metros de caliza y el vino de esa región es mucho más poderoso, mineralizado y fino, necesitando más tiempo en la botella para desarrollarse por completo. En otras áreas, el tipo de suelo puede compensar la falta de las condiciones de un clima ideal. En Sudáfrica, por ejemplo, regiones con suelo pedregoso y arcilloso y altos niveles de caliza tienden a producir un vino menos flexible y más al estilo de Borgoña, a pesar de tener un clima claramente diferente al de Francia. En contraste, el vino de chardonnay producido de viñedos más basados en la arenisca tiende a ser más enriquecido y más pesado.